Enseñar español para los negocios

Más de 660 millones de personas en todo el mundo hablan español, lo que lo convierte en el tercer idioma más hablado después del inglés y el chino mandarín. La mayoría de los hispanohablantes se encuentran actualmente en América, donde hay cientos de millones de hispanohablantes en países como México, Argentina, Chile, Venezuela o Ecuador. Con un alcance transatlántico e intercontinental tan vasto, hay muchas buenas razones para aprender español para los negocios y nosotros debemos estar preparados para ello.

No es de extrañar que el British Council crea que el español es el idioma número uno necesario para el éxito futuro de la economía del Reino Unido. Sobre todo, teniendo en cuenta que el español es la segunda lengua más utilizada a nivel global en el mundo de los negocios.

Vamos a ver cómo motivar a los estudiantes a aprender español para negocios y descubrir algunos de los retos que conllevan este tipo de clases.

Por qué estudiar español para los negocios

Aquí tenéis algunos datos que os ayudarán no solo a comprender la importancia de este campo, sino también a motivar a los alumnos por este tipo de cursos.

Y es que el español es un idioma de referencia si se tiene la intención de trabajar con socios comerciales españoles o latinoamericanos (o si tienen planes de trasladar su negocio a España o América Latina). Por supuesto, en este momento una mudanza o visita física puede no ser factible, pero la tecnología digital significa que aún podemos realizar negocios ‘virtualmente’ en persona, exactamente de la misma manera que se puede aprender español en un aula virtual.

Uno de los argumentos más convincentes para aprender español es que permite el acceso a negocios globales. Conecta empresas con importantes economías emergentes como México (uno de los países MINT , que consta de México, Indonesia, Nigeria y Turquía), así como con países más pequeños con economías menos establecidas pero prometedoras. México es la segunda economía más grande de América Latina (después de Brasil de habla portuguesa, uno de los BRICS ) y actualmente es la decimoquinta economía más grande del mundo.

Si la apuesta de las economías emergentes parece demasiado arriesgada mientras la pandemia continúa influyendo en la economía global, es posible que nuestros alumnos se sientan más cómodos mirando hacia España, una de las FIGS (las economías establecidas Francia, Italia, Alemania y España). Las consecuencias del Brexit pueden ser otro factor para tener en cuenta. 2021 debería permitir que la relación entre el Reino Unido y la UE se vuelva más predecible y manejable, y con suerte, se creen claras oportunidades para el crecimiento empresarial.

El reto de enseñar español para negocios

Yo llevo doce años organizando e impartiendo cursos de español en la City de Londres, en la actualidad casi la mitad de mis alumnos estudian precisamente español para negocios, en algunas de las principales corporaciones del mundo: bancos, fondo de inversiones, compañías de seguros… En mi experiencia son clientes muy exigentes y ocupados, que siempre esperan obtener el mayor beneficio por su dinero y por su tiempo.

De ahí que la preparación de las lecciones sea laboriosa y la elección de los recursos también, hay que adaptar mucho material auténtico y actualizarlo constantemente. Lo que hay que tener en cuenta a la hora dar un presupuesto para uno de estos cursos ¡Las lecciones de español para negocios deben ser más caras que las de español general!

Yo iré compartiendo alguno materiales, ideas y truco, si os interesa el tema, claro. Primero aquí os muestro algunos de mis libros de cabecera para que los deis un vistazo. Eso sí, hasta donde yo sé, ninguna editorial ha puesto estos libros en las plataformas digitales todavía, así que las clases en línea se hacen más complicadas.

Dejadme un mensaje en los comentarios con cualquier consulta que tengáis y sobre todo decidme si dais clases de español para negocios y si os interesa el tema.

Deja un comentario