Cómo aprender idiomas por tu cuenta

Estudiar idiomas por nuestra cuenta tiene muchas ventajas. Podremos aprender a nuestro propio ritmo, eligiendo los recursos que sean más interesantes para nosotros o que nos gusten más y todo ello sin gastar grandes cantidades de dinero o incluso hacerlo completamente gratis.

Claro que también tiene sus inconvenientes. El más importante es que aprender idiomas es una actividad social, hay que buscar la manera de suplir esa parte, además necesitarás grandes dosis de constancia, disciplina y buena organización. También, tendrás que encontrar una manera de ir evaluando tus progresos, es importantísimo para mantener la moral alta.

Consejos para aprender idiomas por tu cuenta

Bueno, aquí te voy a dar unos consejos basados en mi experiencia personal, que espero te sirvan para cumplir tus objetivos y convertirte en todo un poliglota.

  1. Necesitas organizarte bien. Si ya tienes algún conocimiento previo, lo primero es que sepas cuál es tu nivel real de la lengua. Eso te ayudará elegir materiales acordes a él y a planificar tus objetivos.
  2. Márcate tus objetivos y escalónalos en etapas. Piensa para qué vas a utilizar el idioma que estás aprendiendo, no es lo mismo si quieres usarlo para navegar por internet o para comunicarte durante tus vacaciones, que si, por ejemplo, te vas a trasladar al país a vivir. La tabla de niveles de ALTE te ayudara a hacer esta planificación.
  3. Prepara un plan de estudios realista. Decide cuánto tiempo vas a poder estudiar y cómo vas a distribuirlo, pero sé honesto contigo mismo, ese es el primer consejo que siempre doy a mis alumnos. En teoría es mejor estudiar 20 minutos cada día que dos horas una vez a la semana, pero lo importante es que tú no te sientas presionado y puedas marcarte un ritmo con el que te sientas cómodo. Sobre todo, ten en cuenta que la constancia es fundamental.
  4. Elige materiales acordes a tu nivel, si son muy fáciles te aburrirás y entrarás en bucle, si son demasiado difíciles te frustrarás. Sobre todo, no te pongas a gastar dinero a lo loco el primer día comprando libros y materiales. Hay montones de recursos gratuitos que puedes utilizar, sea cual sea tu nivel de conocimientos y, muy importante, no te obsesiones con la gramática.
  5. Aprovecha el tiempo. Si vas a trabajar en transporte público estudia con alguna aplicación gratuita para tu teléfono, usa podcast cuando practiques deporte, conduzcas o hagas las tareas del hogar, también puedes colocar láminas de vocabulario o post-it por la casa, hay muchas técnicas para aprender vocabulario que puedes utilizar. No te olvides de ver un ratito la televisión en versión original con subtítulos…
  6. Escuchar, escuchar, escuchar El famoso “listening” o comprensión auditiva es la actividad más completa, mientras escuchas aprendes vocabulario, gramática y también mejoras tu entonación y pronunciación. Por otro lado, es la actividad que más cuesta dominar, porque somos elementos pasivos, así que hay que practicar mucho. Escucha música y podcast, ve películas, series de televisión o vídeos en YouTube…, pero siempre recuerda buscar materiales acordes a tu nivel. Por cierto, que también son muy útiles las lecturas graduadas que vienen con audios.
  7. Aprende alguna palabra nueva cada día. El vocabulario es fundamental a la hora de hablar un idioma y su conocimiento afectara nuevamente a todas las habilidades. Hay diferentes técnicas para aprender vocabulario, tienes que descubrir por ti mismo cuales son las más convenientes para ti.
  8. Lee lecturas adaptadas a tu nivel. Te habituarás a la lectura en el idioma elegido, te ayudará a aprender estructuras gramaticales de manera intuitiva, a aumentar el vocabulario y, si tienen audios, podrás mejorar tu comprensión oral también.
  9. Sal a la calle y practica lo que vas aprendido. Busca amigos para hacer intercambios, ya sean presenciales o por internet, o grupos de conversación online. Viaja siempre que puedas y, si tienes oportunidad, haz algún curso en el extranjero ¡Marcará la diferencia!
  10. Por último, pero no menos importante, escríbenos si tienes cualquier duda, estaremos encantados de ayudarte y no descartes la idea de buscar un tutor al que puedas consultar tus dudas.

Si ves que no progresas y te cuesta aprender por ti mismo, busca otras opciones como una escuela en tu ciudad, un curso online o un viaje al extranjero. Hay muchas maneras diferentes en las que se puede aprender un idioma.